José Carlos Mariátegui

“No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indo-americano. He aquí una misión digna de una generación nueva"

2.11.09

Gorileando con el PO!!!


Una vez mas, los adolescentes mutantes del Partido Obrero, para no hacernos olvidar que viven en algún planeta de color verde en alguna galaxia mas lejana a la del planeta Melmac, publicaron un comunicado sin mayores diferencias de terminos y conceptos de los que podrían haber utilizado Gerardo Morales o la Gorda lechona Carrió en una conferencia de prensa en el hotel Hilton de Pto. Madero, y que muy oportunamente y como buenos compañeros del campo popular, refutan con inteligencia y buen sentido los muchachos de la Agrupación Coronel Dorrego, de nuestra Facultad. Está de mas aclarar que La Mariátegui adhiere absolutamente al contenido del desagravio.
Se lee, entonces:

SOMOS TODOS TUPAC AMARU
RESPUESTA AL AGRAVIANTE COMUNICADO DEL PARTIDO OBRERO:


Ante las penosas, vergonzantes y oportunistas declaraciones del Partido Obrero, nos vemos en la necesidad de responder tremendas afirmaciones difamando a una de las experiencias de construcción popular más importantes del país en los últimos tiempos.
En un comunicado de reciente aparición, el PO trata a la Organización Barrial Túpac Amaru como “banda paraestatal”, encargada de “reprimir a organizaciones populares independientes del gobierno”, siendo su función “acallar la protesta social”, “llamando a los trabajadores jujeños a constituir una alternativa de los trabajadores”.
Una vez más, este partido político corre detrás de la agenda marcada por los medios de comunicación del establishment, tomando por cierta las afirmaciones de un político del “régimen”, como Gerardo Morales, de afirmar que Sala atacó al senador radical y que la Túpac Amaru es oficialista. Quizás la identifique como tal por haber apoyado en el conflicto por la resolución 125 la potestad del Estado de intervenir sobre la renta privada de los sectores sojeros, y que el PO, compartiendo una vez más la agenda del establishment, identificó como un enfrentamiento entre Gobierno vs Campo, no tomando posición “ni por unos ni por otros”. La organización que lidera Milagro Sala no dudó en viajar cientos de kilómetros para marchar a Plaza de Mayo sabiendo que los intereses de sus representados estaban contrapuestos a los de la Mesa de Enlace.
Desde hace varios años la Túpac Amaru viene organizando a los sectores más pobres del Noroeste Argentino, tomando en sus propias manos la construcción de viviendas, fábricas (autogestionadas por sus trabajadores), polideportivos, centros de salud, escuelas, etc. El crecimiento de los últimos años llevó a convertirse en la organización de masas de base indígena más grande del país.
La protesta social tuvo a la Túpac Amaru como su principal articuladora, impulsando en Jujuy -y ahora en otras partes del país- la formación de la Red de Organizaciones Sociales, integrada por más de 20 grupos, entre ellos claros opositores al gobierno nacional como el MST. Sabiendo de los límites del plan social comenzaron a organizar cooperativas de trabajo, entendiendo que el mismo dignifica al ser humano, y más cuando es de forma cooperativa y autogestionaria.
En contraposición a otros partidos políticos, que tomaron la plata de planes sociales de Duahlde para construir organizaciones de desocupados, como el Polo Obrero, los compañeros de la Tupac lograron convertir dichos planes en organización popular con trabajo digno para los más pobres. Invitamos al PO a guardar el Clarín, La Nación, apagar TN y C5N, cruzar la general Paz, dirigirse a Jujuy y comprobar ellos mismo la construcción lograda por Milagro Sala.
A diferencia del PO, la Tupac, como dijimos, es una organización de base indígena, conducida por una indígena de origen colla, como Milagro. No dice ser un partido obrero, conducido por intelectuales y pequeña burguesía.
Los ataques desmedidos hacia la Tupac por parte del PO develan las propias debilidades de construir una organización de masas, de organizar a los sectores más pobres, de entender las identidades de los pueblos originarios y de ganar elecciones en sindicatos y no sólo en centros de estudiantes de la UBA.
Sabemos que la lucha por la liberación nacional es larga y tortuosa, donde encontraremos difamadores, mentiras, oposición de los grupos más concentrados y poderosos del país, acompañados como furgón de cola por grupos menores que hablan en nombre de los trabajadores. Como cantaba nuestro hermano Zitarrosa, “es pura burguesía pensar que los caminos que van al socialismo comienzan en un libro, una teoría o un grupo…”. Los compañeros de la Tupac así lo entendieron.


AGRUPACION ESTUDIANTIL MANUEL DORREGO,
LA MARIÁTEGUI,
CORRIENTE POLÍTICA 17 DE AGOSTO.
FACULTAD DE FILOSOFIA Y LETRAS - UBA